Hoy me las reclamo todas

-No me gusta ese jersey (suéter) a rallas qué llevas puesto, me parece que es apagado y sin vida, tampoco ese biquini que te marca la cintura y parece que quisiera agarrarse a modo de salvación-

.

-No, no me gusta ese hilo que cuelgas de tu cuello y parece que estás molesta y sufres de algún dolor cervical. Definitivamente ese traje de baño con ese tiro atado al cuello ¡No te va!-

.

-Ni siquiera me gusta ese sostén que llevas puesto del cual renegué de él hace tiempo, es una tortura sin sentido para mí, pero no te lo digo… ¡Te respeto!-

.

No te sientas confundido, no estoy desvariando, estos son algunos de los reclamos que suelo hacerme, como si estuviera reprobando a quien vive dentro de mí y a veces deja de ser yo.. ¿Por qué hago hoy estos reclamos? Es que hoy es uno de esos días que tengo que escribir a modo de reclamo y rebeldía.

.

Hacía tiempo que no escribía, aquellos que me conocen mejor bien saben de mis desafortunadas y últimas anécdotas en mi vida personal, aun así he podido salir a veces y disfrutar de lo que más me gusta aunque no me apetecía escribir, estaba un poco apagada hasta que hoy me tocaron mi fibra sensible, aquella que me privado de ser yo misma y vi el apoyo de muchas personas en mi cuenta de Instagram @Lianacked2, así que dije… ¡A escribir!

.

Durante este tiempo he pasado días por sitios maravillosos que me hacían volar en cuanto estaba en contacto con ellos y no iba a pasar por alto posar desnuda.

.

Algunos de mis más fieles seguidores se alegrarán al ver que decidí subir mis fotos de aquella habitación en aquella casita rural de Córdoba, ¡Ayyyy mí Córdoba! De haber sabido antes….. Mi amigo y fotógrafo Andrés de Tenerife, se alegrará mucho, pues las pidió a gritos una y mil veces, os dejo las fotos del sitio.

.

Otra de mis aventuras y que disfrute muchísimo, son las que fotos que me hice a la entrada de otoño por la zona de Dúdar, en Granada. Me encanta ese juego de colores naranjas y de tonos marrones que adornaban mi sonrisa y mi cara.

.

Muchos me preguntasteis que donde eran las siguientes fotografías sobre todo aquellos que vivís cerca, pues os diré que es un sitio donde ya estuve alguna vez y se encuentra en la playa de la Rijana en la costa granadina. En lo alto de la montaña me fijé que había una especie de ruina que debió ser años atrás algún refugio de pastores o algo parecido, la verdad es que al subir no pensaba contemplar tanta belleza, sin duda un lugar impresionante a los ojos, un espectáculo visual al atardecer.

.

Y por último ¡Mi Sierra Nevada! Felicidad total…. Muchas ganas tenía de subir y desnudarme y sentir ese gozo que me produce hacer este tipo de cosas. La pregunta que más recurrente entre mis amados seguidores fue ¿No tienes frío? Les respondo con un rotundo ¡NO! Y que me invadía tanto la emoción de hacerlo que tuve más frío estando vestida con la idea fija en mi mente de desnudarme y una vez que lo hice no sentí ese frío alguno. ¡Me encantó esa sensación de locura!

.

Hasta aquí algunas de mis aventuras, espero no tardar mucho para la próxima y volver a veros pronto, gracias por vuestro apoyo y calorcito.

.

Publicado por: @Lianacked2

Leave a Reply