Beneficios de vivir la vida completamente al desnudo

La desnudez proporciona a tu mente y a tu cuerpo grandes beneficios además de ciertas ventajas económicas. El nudismo pretende hacer ver la desnudez como algo natural para uno mismo y para el resto de la población, sin ningún carácter de provocación sexual. Entre los múltiples beneficios de hacer vida desnudo destaca el incremento de los niveles de autoestima, de confianza en uno mismo y la eliminación o reducción de los complejos.

  1. Evita el desarrollo de ciertas enfermedades

La ropa favorece el desarrollo de ciertas enfermedades en la piel y en general alimenta el nacimiento y desarrollo de bacterias corporales. Estos efectos se incrementan en los genitales, tanto en hombres como mujeres, debido a que las bacterias están más presentes en las partes más calientes. Por ello, el contacto de estas partes del cuerpo con la atmósfera, y con el sol, funciona como un increíble esterilizador, además de aumentar el flujo de prana (energía vital) que tu cuerpo recibe.

 

  1. Sentir el roce de la piel con la vida misma

 

Otro de los principales beneficios de ir desnudo por la vida es la sensación de frescura a la que se somete tu cuerpo. Como es evidente, no es recomendable salir a la calle sin ropa en pleno invierno, pero sí en lugares donde la climatología acompañe. La estimulación en tu piel desnuda ayudará a combatir desórdenes mentales, a mejorar tu circulación sanguínea, y a drenar con mayor fluidez tu sistema linfático, además de estar en continuo contacto con todo aquello que te rodea y todas las sensaciones que se puedan manifestar, en definitiva, el roce de la piel con la vida misma.

 

  1. Olvidarte de comprar ropa y mejorar tu economía

 

Si decides dejar de usar prendas de vestir no tendrás que preocuparte por qué modelito ponerte cada día y, sobre todo, verás que tu bolsillo no sufrirá tanto al no tener que comprar ropa. Sin duda es otro de los motivos a tener en cuenta a la hora de comenzar a ser nudista. Además, el contacto de ciertos tipos de tejidos con la piel puede incluso generar alergias.

 

  1. Refuerza la confianza en uno mismo

 

Las personas que practican el nudismo se sienten más seguras de sí mismas y de su cuerpo por el simple hecho de que están acostumbradas a verse desnudas. Buena parte de la población vive acomplejada con su cuerpo y esto hace que tengan que taparse bajo capas y capas de ropa para sentirse más seguras. Es importante tener en cuenta que el cuerpo humano es tal y como es y hay que aceptarse a sí mismo y alejar de la vida cotidiana la imagen estereotipada de “la mujer 10”, este pensamiento es algo que los partidarios del nudismo quieren que se erradique entre la población.

  1. Fortalece las relaciones de pareja

 

Sin duda hacer una vida al desnudo tiene muchos beneficios y, cómo no, también influye de forma notable en las relaciones de pareja. Si dormir desnudo ya es un aliciente para las relaciones sexuales, caminar y hacer vida por casa desnudo con tu pareja incrementa la confianza entre ambos, hace que el deseo sexual esté siempre presente y evita que se generen complejos, sobre todo cuando ambos miembros se van haciendo mayores y van descuidando su imagen.

 

  1. Incrementa los niveles de autoestima

 

Hacer una vida completamente al desnudo hace que el autoestima de las personas crezca. Está comprobado que aquellas personas que se desnudan con más frecuencia para realizar actividades cotidianas de su día a día como las tareas del hogar adquieren una conciencia más nítida de su cuerpo y, al no sentir vergüenza a verse, que los vean o ver a otros en esta situación tan natural, se sienten más a gusto y más confiados en cualquier momento que se presente.

  1. Reduce al mínimo los complejos

 

Está demostrado que las personas que están acostumbradas a verse desnudas y, también, ser vistas por los demás, tienen unos niveles de autoestima más elevada y como consecuencia de ellos aprenden a vivir con los defectos de su cuerpo. Estas personas tienen menos complejos (o incluso ningún) con su cuerpo ya que ven su cuerpo y el de los demás como algo natural. Un ejemplo muy clásico es el nudismo en una playa. Las personas que no lo hacen de forma habitual se sienten continuamente observadas, pensando en qué pensará el resto de la gente y si su cuerpo será bonito para los demás.

 

  1. Estimula el coqueteo entre tus propias neuronas

 

Muchos pediatras aseguran que los niños, desde muy pequeños, deben permanecer lo máximo posible desnudos ya que esto mejora el desarrollo de sus cerebros y contribuye a que la neuroconectividad fluya. Esto también es beneficioso en cualquier otra etapa de la vida, así que si quieres favorecer el intraflirteo de tus neuronas, deshazte de la ropa al menos unos minutos al día y aprovecha el tiempo que pasas en casa realizando las tareas del hogar para vivir una experiencia al desnudo.

Texto: http://www.que.es/

Fotografía: @jennluizzi


 

Leave a Reply